Tambopata, un destino imperdible

En Casa Ayllu amamos las montañas, pero esta vez la naturaleza y el instinto nos pidió dirigir nuestros pasos al oriente, a la selva.  Así que cogimos un bus y amanecimos en Puerto Maldonado, capital de Madre de Dios, para visitar la naturaleza de Tambopata que vive en sus alrededores.

En nuestra aventura, fuimos comódamente recibidos en el Eco House Sotupa, un hermoso albergue que busca convivir con el medio ambiente y  la naturaleza, ubicado al noreste de la Reserva Nacional Tambopata (RNTMB) al sur del río Madre de Dios. La extensión de la reserva natural es de 274 690.00 hectáreas. Una de las mayores en extensión del país.

 

This slideshow requires JavaScript.

Tambopata es un destino increíble y un lugar lleno de megadiversidad biológica de la región selvática del sureste del Perú. La memoria de esta zona está relacionada a una naturaleza salvaje, vida nativa, ilusiones, colores y aromas.

Los ese´eja, son los antiguos señores de las cuencas del Tambopata y sus afluentes. Son poblaciones nativas tradicionales que obtienen sus recursos esenciales de los ríos y la caza en la selva. Actualmente, lidian con procesos de adaptación a la modernidad propuesta por la sociedad peruana que va poblando sus espacios.

Esta tierra llena de magia, ha sido escenario de grandes historias sobre la naturaleza, como la de la castaña (Berthoetia excelsa) o nuez del Brasil. Este árbol majestuoso, que pasa grandes aventuras para polinizarse, desde que sus diminutas flores amarillas crecen a 60 mts de altura; hasta esperar que un añuje (Dsayprocta variegata), un roedor similar a un cuy gigante, abra con sus incisivos su coco de 2 kilos que, al caer desde la copa, es capaz de hacer polvo cualquier cosa en su camino.

Acá en las madrugadas se pueden visitar las Ccollpas, DSC_7026imanes de la selva que reúnen gran cantidad de fauna silvestre que va en busca de sus sales y nutrientes. Así como pasear en el río por las noches buscando caimanes o tan solo yendo a pie por una trocha para sentir vibrar su inquieta oscuridad.

En los alrededores de Eco House Sotupa encontramos áreas distintas como el bosque aluvial inundable, bosque de terraza baja, bosque ribereño, pacal, bosque de galería, bosque secundario y vegetación secundaria no arbórea. Y con ello, toda la fauna aérea y terrestre que en ellos pueda vivir. Un lugar privilegiado para ver animales en su hábitat natural.

 

This slideshow requires JavaScript.

Si aún no decides a dónde ir en tu siguiente viaje, te invitamos a probar una aventura similar. No esperes un feriado, ven a conocer Madre de Dios a penas puedas y lo que sus alrededores te puede ofrecer.

1

Dato extra:

Se ha reportado la presencia de más de 632 especies de aves, 1,200 de mariposas, 103 de anfibios, 180 de peces, 169 de mamíferos y 103 de reptiles. En su interior se encuentra hábitats saludables para la recuperación y refugio de poblaciones amenazadas de especies como el lobo de río (Pteronura brasiliensis), la nutria (Lontra longicaudis) y felinos como el yaguarundi (Herpailurus yagouaroundi), el puma (Puma concolor), el jaguar (Panthera onca), el ocelote o tigrillo (Leopardus pardalis) y el margay (Leopardus wiedii).    http://www.sernanp.gob.pe/tambopata

Texto: Rafael Vereau Gutiérrez

Fotografía: Silvia Maza Fernández

 

Advertisements

Inkariy, un museo con innovadora propuesta

La propuesta de turismo en el Cusco crece cada día, incluyendo nuevos lugares que ofrecen experiencias turísticas nuevas. Uno de estos sitios es el pueblo de Calca, que ofrece complejos arqueológicos, áreas naturales (montañas, glaciares, lagunas, etc) y un museo sumamente interesante como es Inkariy. Casa Ayllu entrevistó a William Mérida, gerente del museo, que nos invita a conocer mejor su propuesta.

¿Cómo surge la idea de un museo de este tipo?

El museo se Inkariy nace como idea de la familia Mérida en un proceso de trabajo artístico de aprendizaje y acumulación de información, al trabajar en filmaciones, fotografía, museos, escenografías, decoraciones.

Uno de los trabajos importantes que realizamos fue la implementación museográfica del Museo Tumbas Reales en el año 2001 ,este sin duda fue un trabajo que nos marcó el rumbo, plantear la idea de hacer un museo nuevo.

¿Cómo la idea llegó a ser formada?

En el año 2007 en uno de nuestros reencuentros con el hermoso paisaje del Valle Sagrado, decidimos que el museo se construiría en Calca.

This slideshow requires JavaScript.

¿A qué público/s está dirigido el museo?                                                                        

Este espectro fue siempre ambicioso se intenta llegar a todo el mundo, desde comunidades locales, estudiantes, turismo nacional y extranjero.

¿Cuál es el reto que se plantearon a diferencia de los museos convencionales? ¿Cuál es la novedad de su guión museográfico?

El reto fue hacer un museo interactivo, que logre estar más allá de presentar piezas arqueológicas, capaz de someter al espectador a una experiencia sensorial y de viaje en el tiempo, todo esto se logra mediante el arte usando  la técnicas como el hiperrealismo esto acompañado de una museografía contemporánea en su diseño trabajo a cargo de Arturo Higa y soportada por la investigación de arqueólogos como Walter Alva, Bruno Alva y Wilo Vargas.

This slideshow requires JavaScript.

¿Cuáles son los objetivos principales que persigue el museo en los años que vienen?

Difundir la cultura e identidad, generar interés y motivación por aprender nuestra historia y dar a conocer al mundo la grandeza de la misma.

El museo Inkariy se encuentra en: el km. 53 de la carretera Cusco – Calca. El horario de atención es de lunes a domingo y feriados de 9:00 am a 5:30 pm

 

Entrevista: Rafael Vereau G.

Fotos: Silvia Maza

 

Kausay

(Kawsay, Kausay// Vida, vivo, viviente)

Esta palabra en particular me recuerda a días de universidad, cuando nuestro profesor nos decía que entenderla nos llevaría a ver el mundo de una manera diferente.

Todo tiene un ser, y se basa en lo viviente, lo que alimenta, nos decía. El Kausay, es la vida siendo ella misma en su proceso de existencia, es la esencia del ser.

bosque-2

En la universidad, viviamos tiempos en que la manera de ver el mundo cambiaba para nosotros y esta palabra fue parte de este cambio. Este vocablo, Kausay, nos mostró un principio que articula la cosmovisión andina, pues enseña que no hay separación entre lo humano y todo lo existente, hay convivencia en unidad con toda la creación. Su acción es un movimiento eterno, dinámico y cambiante, reconocible a gran escala (hay que sentirse universal para verlo); un ciclo sin fin, un ciclo que encierra toda materia orgánica, y en un sentido amplio, también a lo inorgánico; pues es parte de los componentes materiales que serán la vida.

Sentir el Kausay es una manera de entender el mundo y la existencia llenos de vida. Esa animidad no solo está en los seres, sino en todas las cosas que alimentan a los seres entregándose: renovándose y degradándose hacia lo nuevo.corazon-y-flor

También es reconocer que este mundo es un sujeto natural, donde la naturaleza y sus productos (las cosas y seres) gozan de un valor añadido que los recorre, pues siguen sus reglas y consecuencias. ¿Cómo? Porque todas las cosas y seres se crean, dejan de existir y se transforman.

Con esta idea, podemos decir que toda la naturaleza está viva, sobre todo cuando se entrega entera al hecho de que la existencia pueda existir a través de ella. La realidad vista así, está súper poblada, ya que todo está vivo. Sobre todo los sitios de encanto. Kausay es la vida, es ver el proceso que es, y es verlo en movimiento hasta en las piedras.

Como alumnos, esta concepción de que la naturaleza tiene vida dio lugar, por lo menos de mi parte, a que la naturaleza sea vista como sagrada o muy importante -como se prefiera- y en esa dimensión cualquier acto de creación (ya sea tu vida o tu trabajo) se basaba en  tomar de la naturaleza solamente lo que se necesita y no abusar de ella.

trasnformar-2

Recordemos, que la naturaleza que sostiene al Kausay maneja inteligentemente sus energías, y nosotros solo somos una más de ellas, que tiene la fortuna de compartir varios de sus dones (como la inteligencia) y contemplarlos para aprender a crear más vida. Tengámoslo en cuenta.

Nota: la palabra Kawsay es la base para varios principios de vida en diferentes culturas andinas como:

Pakta kausay, el equilibrio

Allin kausay, la armonía;

Wiñak kausay, la creatividad

Samak kausay, la serenidad

o el conocido

Sumak Kausay: vida digna, en armonía y equilibrio con el universo y el ser humano, es decir, la plenitud de la vida.

Texto: Rafael Vereau G.

Fotos: Silvia Maza Fernández

Tiempo de abrazar a las semillas

mario-y-saul

¿Y si cuidamos un poquito?, ¿y si cantamos, acogemos y nos dejamos?, ¿qué pasaría si miramos tiernamente lo que somos y no pretendemos, simplemente florecemos?

Es otro tiempo, otro aliento que quiere abrazar las semillas, que quiere ser y ver. Ver lo que ya no sirve, ser más libre.

Soñar, mimar, mirar atrás sin dejar de avanzar.

Y con ese mimo nos habla él, Mario Osorio Olazábal, un guardián de la Semilla. La semilla de la vida, del conocimiento. La semilla del origen, punto de encuentro entre el masculino y el femenino, lo de afuera y lo de adentro.

Mario, ¿cómo cuidaban nuestros ancestros la semilla?

En el transcurso de mis estudios sobre la sociedad Andina ancestral, encontré que sus tesoros más preciados fueron y continúan siendo: la “Semilla” y el “Agua”. Para ello proyectaron todas sus obras y actividades sociales para protegerlas y multiplicarlas en beneficio de todos los seres.

Hay que considerar que la Semilla es un depósito cíclico de información encapsulada que se activa con el Agua, para transformarse luego en planta y fruto; alimentos que el cuerpo necesita para cumplir sus funciones en esta forma de existencia.

En lo que respecta a la Semilla, se le proveyó todo tipo de atenciones yunnamed-1 cuidados, desde su crianza hasta su almacenaje en depósitos ubicados en todo el territorio que esta sociedad ancestral administró; pasando por terrazas de cultivo especializados con sistemas de riego eficientes, adaptación en niveles y climas diversos, distribución e intercambio.

Cada Semilla tiene la capacidad de multiplicarse en miles de semillas, lo que significa el nacimiento y crecimiento de cientos de miles de plantas para proveer gran cantidad de frutos; así, con la producción masiva de alimentos se podrá atender apropiadamente a poblaciones numerosas y bendecir la llegada de niños con prosperidad.

Parece que hoy no lo hacemos así: nos alimentamos mal, nos enfermamos, hemos perdido comunicación con la Pachamama, no atendemos con dedicación nuestros proyectos personales (vocaciones, hijos, sueños…) ¿Qué nos está pasando?

Esta situación que percibes con claridad tiene su origen en la rotura de la relación entre campo y ciudad, generada en Europa y extendida en los continentes de su influencia. Las actividades en la ciudad son tomadas como de mayor importancia, relegando a las del campo como secundarias o inferiores. En este punto es donde se produce el corte del diálogo con la Pachamama y se enarbola el lema: “La guerra del hombre en contra de la Naturaleza”. Que debe estar sujeta a los propósitos de la humanidad.

En el territorio Andino, este proceso se inicia con la captura del soberano AtaUallpa y crece exponencialmente hasta la actualidad, donde venimos experimentando las consecuencias de este grave desatino. En la ciudad los habitantes quedan desconectados de la Naturaleza y del Universo, para finalmente permanecer aislados del entorno, de la sociedad; extendiéndose a la familia con tendencias en las nuevas generaciones el evitar tener hijos. La Semilla humana ha ingresado a una etapa de descuido y pérdida de sus facultades para la procreación de niños sanos y fuertes desde su concepción.

Sin embargo, tenemos la fortuna que en el territorio Andino todavía existan comunidades que cultivan las tradiciones, donde la Semilla continúa siendo considerada como un tesoro y base para la continuidad de la vida; al igual donde la llegada de cada niño es valorada como una bendición. En ellas se mantiene un constante diálogo y respeto hacia la Pachamama o espíritu femenino que anima al conjunto de cosas del Universo; en unión con Pachakamak o espíritu masculino que ordena al conjunto de cosas que existen en el Universo. La unión de ambos hace que todo sea beneficioso para el ser humano y los seres que comparten con nosotros esta gran vivienda llamada Tierra.

Los complejos arquitectónicos andinos protegían este tesoro y ayudaban a su desarrollo. ¿Cómo nos ayuda a florecer estando en comunión con ellos?

La singularidad de la arquitectura Andina se basa en su actuación como integrador de las actividades humanas con la Naturaleza. Todos los complejos arquitectónicos cumplen la función de observatorios astronómicos y relojes cósmicos, permitiendo un diálogo permanente con los ciclos del cielo; los mismos que son los guías de todas las criaturas de la Tierra para cumplir con sus períodos de nacimiento, procreación y muerte.

A través de este diálogo con los ciclos del cielo, la sociedad Andina ancestral logró una efectiva crianza de las especies, haciéndolas más fuertes y numerosas. Recordemos las miles de miles de variedades de alimentos que lograron obtener a partir de pocas especies. Todo esto debido al trato eficiente y cuidadoso de la Semilla y del Agua, por intermedio de la construcción de terrazas o andenes para su cultivo y conservación; junto con las fuentes de Agua y el despliegue de canales de riego hasta el último rincón donde era requerido este preciado líquido.

Hay que añadir, también, la educación y compromiso de la población para el mantenimiento y desarrollo de los propósitos u objetivos como sociedad organizada; consciente que la continuidad de la vida ha de fundamentarse bajo las mejores condiciones para las generaciones presentes y venideras. Todas sus actividades giran en torno de este propósito, acompañadas de música, danzas, vestimentas engalanadas, festividades y más; creando un estado permanente de comunión con todos los seres y con uno mismo.

12552784_1542210156096440_9011593495003976522_n

Acuarela de Mario Osorio

Se habla mucho de los nuevos niños, ¿qué opinas de ésto? ¿Podrían ser nuevas semillas que están llegando a la Tierra?

Es de notar que los niños que están llegando, muestran facultades muy especiales. Entre ellas tenemos su familiaridad con los dispositivos electrónicos desde temprana edad y, en especial, una capacidad para comunicarse expresando conceptos muy maduros y detectar mentiras en las personas que busquen engañarlos.

Por su intermedio nos están llegando mensajes del Universo para corregir el rumbo que nos encontramos; donde el deterioro de las relaciones entre los seres humanos ha llegado a un delicado nivel, al igual que con la Naturaleza. Como bien dices, son semillas que están llegando a la Tierra y que es necesario cuidar de ellas. Es una oportunidad que se nos entrega para recordar y retomar nuestros objetivos en esta forma de existencia.

 

Entrevista por: Silvia Maza

Si quieres saber más de Mario Osorio, visitar: http://mariosorio.com/ o  http://eloraculodechaupin.pe/index.php

La Cosmovisión Andina: una clave para el balance personal.

 

Imagina sentirte  más equilibrado con el mundo de manera natural, gracias al balance que da el reconocer los dos polos que tiñen toda nuestra vida física, mental y espiritual.

Desde antaño, en esta parte del mundo, la cosmovisión andina cuida la naturaleza como un ser orgánico estrechamente ligado al espíritu de todas las cosas. Pero con el desarrollo de la humanidad en los últimos siglos, muchas nuevas experiencias han entrado en nuestra vida para relacionarnos de nuevas maneras. En ese camino, se dio un distanciamiento de las enseñanzas naturales que empezó hace unos siglos con el encuentro con Occidente, pero que ahora los abuelos, el Universo y la Tierra, nos invitan a renovar desde su fuente.

Retomar el fondo de estos conceptos -de sabernos y sentirnos naturaleza- es un reto humano. Un camino seguro para ello, es analizar los procesos de sentido que ocurren en nosotros cuando nos damos cuenta y entramos en conciencia de cómo la naturaleza nos usa y necesita.

This slideshow requires JavaScript.

Para acompañarnos en este camino, Casa Ayllu, junto a Uachuma (local cutural en Calca), invita a todos los interesados a sus cursos de cosmovisión andina para familiarizarnos con los principios que acompañaron a millones de seres en esta parte del mundo. Un saber básico que está en nuestro interior y merecemos recordar para que las metáforas de la naturaleza trabajen con y en nosotros.

De este modo podremos transitar con sabiduría personal el  camino de los Qhapaqruna,  la ruta o disciplina del balance, de quienes se sienten consagrados al cuidado del equilibrio de su familia, de la vida y de la naturaleza. Este es el método cosmogónico y la escuela vital de la ciencia andina.

Contamos con cómodas instalaciones, interesantes talleres, caminatas temáticas con cosmovisión andina, bellas áreas verdes, área de camping en la base de la montaña sagrada Pitusiray-Sahuasiray.

Próximos cursos:

Primera sesión: Principios andinos

Principio Kausay  (Visión sagrada); Reciprocidad y Complementariedad; Rastros del dualismo en los andes                                                                Fecha: 22/08/ 2015

Segunda sesión: Estética en los andes. Casos y ejemplos

De la belleza al tinkuy/ Estética del ritual andino                        Fecha: 29/08/2015

Tercera sesión:   Astronomía inca                                                 Fecha: 05/09/2015

Astronomía solar y estelar / Orientaciones y alineamientos / Estrellas y constelaciones

Duración 3 horas aprox. No es requisito tomar los 3 cursos. Reservas: 968 271 844.

Casa Ayllu en Españoles en el mundo

A principios de este año, el programa Españoles en el mundo nos visitó en el Cusco para conocer lo que su compatriota Silvia Maza y familia comparten con el mundo. En él explicamos parte de la esencia de Casa Ayllu.

Aquí colgamos el video de tan grata experiencia y esperamos que varios de ustedes se animen a visitarnos y experimentar nuestros talleres, caminatas y lecturas basados en la cosmovisión andina.

Nuestro reportaje es el segundo y comienza a partir del minuto 12:56 hasta el 23: 15 min. ¡Disfrútenlo!

Un lugar de desconexión y encuentro

Uno de los objetivos de Casa Ayllu es crear redes de trabajo a través del arte y la cultura. En busca de ello, nació nuestra Galería Ayllu en la Av. Alameda Norte hace dos años y con ella hemos aprendido en el camino. Estos aprendizajes, que incluyen entrañables momentos con personas y lugares,  nos han ido formando y sumando en experiencia que ahora queremos compartir a un nivel más amplio.

Esto nos ha motivado a buscar e integrar un mayor número de artistas y personas interesadas de corazón en el cultivo del espíritu, social e individual,  a través del arte y la cultura. Es por ello, que decidimos dar un paso más y establecer un espacio de desconexión (de la rutina) y encuentro (entre el arte y el saber de las personas) donde los habitantes del Valle Sagrado puedan recibir y compartir de lo suyo a los demás.  Es así, que nace Uachuma Café- Galería.

This slideshow requires JavaScript.

Un lugar donde se puede disfrutar del arte, artesanía, charlas de interés, talleres propios y de nuestros colaboradores; todo en una acogedora cafetería en el corazón de Calca, a solo media cuadra de la Plaza de Armas.

Te invitamos a que nos visites en Uachuma (Jr. Bolívar 893, Calca)  y disfrutes, compartas, recuerdes… y hagamos magia todos juntos.

Contacto: casaayllu@gmail.com

Catálogo Ayllu 2013-2014

En esta temporada 2013-2014 Galería Ayllu te muestra su nuevo catálogo con artículos para hacer regalos diferentes y decorar tus espacios más queridos. Consultas y pedidos a casaayllu@gmail.com o llamar al 975 214 972.

Cuadros de fotografía en papel de algodón (12 x 7 cm), aquí  algunos de muestra:

This slideshow requires JavaScript.

Móviles hechos con lana, plumas, semillas, madera, piedras, cuero y abalorios para alegrar cualquier rincón de tu mundo.

This slideshow requires JavaScript.

Libretas de viaje y monederos hechos a mano en cuero

This slideshow requires JavaScript.

Ollantaytambo, la paqarina de los Ayar

Sobre Ollantaytambo se ha escrito presentándolo como la puerta a Machu Picchu; pero es mucho más. Casa Ayllu te invita a visitarlo a través del lente de la fotógrafa Silvia Maza y nuestro recorrido especial.

This slideshow requires JavaScript.

Ollantaytambo, se encuentra en la margen derecha del río Wilcamayu (Vilcanota) custodiada desde lejos por las nevadas cumbres de los Apus del Vincauno (actualmente llamado Verónica) y el Waqaywilka (llamado desde la colonia: Padre Eterno). La región  se llamó Tampu y en sus calles, además del runasimi (quechua), se habló el puquina que fue la lengua de la nobleza inca. Con el tiempo y con el drama, el nombre del lugar derivaría en Ollantaytambo, ‘la posada de Ollantay’.

Este lugar es de gran importancia dentro de la tradición andina, pues en sus tierras se encuentra una paqarina o lugar de origen de la cultura, en este caso inca, tan importante como lo es el lago Titicaca. En sus inmediaciones se halla Paqaritampu (paqari: origen),  un místico lugar donde cobra vida el mito de la hermandad Ayar. Una portal del cual, desde su interior, emergen después del diluvio los primeros hombres y mujeres que con sus principios y sabiduría se convierten en los fundadores del Cusco y del Imperio Incaico.

DSC_1343En el pueblo, aún viven descendientes del Ayllu mitológico de los Maskas que acompañaron a los legendarios hermanos Ayar.  Hoy en día Ollantaytambo, es el único casco urbano del incanato en el Perú que aún es habitado.

Ollantaytambo fue, junto con Calca, una puerta al Antisuyo. Por ahí se ingresaba al reino mega diverso de la selva. Tierra de la coca, la machu coca, ají, algodón, plantas medicinales, animales y seres mágico-religiosos. En su devenir este sitio fue escenario de procesos importantes de sacralidad y resistencia andina, en todo nivel, por ser lugar de origen y traspaso entre dos mundos en el espacio y el tiempo: la selva y la sierra; el tiempo de los antiguos y el tiempo de los incas.

Tanto en el pueblo como en el templo hay caprichosos andenes de resistencia (para evitar deslizamientos), no agrícolas, que nos impresionan tanto (o más) que otros sitios arqueológicos del Cuzco. Pero es en el complejo arquitectónico donde la magia aún se vive en la representación simbólica del cosmos y en el culto al agua que los incas han dejado para descifrar.

Entre la simbología arquitectónica que sigue funcionando para la humanidad se encuentran la Imagen del Choquechichay en el Templo de los seis monolitos (junto con los siete felinos); la celestial Llama Madre (anunciadora del solsticio de invierno enmarcada en toda la andenería); el rostro del Inka, por donde sale el sol en el solsticio del 21 de junio; entre muchos misterios líticos que con nosotros podrás descubrir.

Si quieres conocer este mágico sitio, lleno de mitos y simbología, al estilo Casa Ayllu, puedes escribirnos a casaayllu@gmail.com. Te esperamos.

Fotos: Silvia Maza              Texto: Rafael Vereau

Create a free website or blog at WordPress.com.

Up ↑